Programa y calendario

del 4 al 30 de marzo de 2014

en La Casa Encendida · Madrid

Un ciclo de propuestas escénicas, conferencias, cine y documentación en paralelo a la exposición Escenarios del cuerpo. Las metamorfosis de Loïe Fuller

 

Con Carlos Marquerie/Compañía Lucas Cranach,  Charlotte Vanden Eynde, Patricia Caballero, Heine Avdal &Yukiko Shinozaki/Fieldworks,  Sofía Asencio, Fernando Quesada, Paula Caspão, Jaime Conde-Salazar y PLAYdramaturgia.

Comisariado por Ana Buitrago

La Casa Encendida · Ronda de Valencia 2 · 28012 Madrid · tel: 902430322  

Programa

Obra escénica- Patio

 

Carlos Marquerie / Compañía Lucas Cranach  

Entre las luces y las sombras: libertad

Jueves 6 y viernes 7 de marzo 22h (duración 1h 40 min.)

 

Patricia Caballero  

Chronoscopio y Aquí gloria y después paz -marzo 2014

Jueves 13 y viernes 14 de marzo 22h (duración 1h 45min con pausa)

Laboratorio de movimiento: El estado de danza. Conversaciones con la luz y la gravedad

Lunes 17 a viernes 21 de Marzo de 17:30- 20:30h

 

Charlotte Vanden Eynde  

Shapeless

Sábado 22 y domingo 23 de marzo  22h (duración 50 min.)

 

Heine Avdal & Yukiko Shinozaki / Fieldworks

Nothing’s for Something 

Viernes 28 y sábado 29 de marzo 22h (duración 65 min)

 

Documentación- Entreplanta

 

PLAYdramaturgia y Jaime Conde Salazar

¿Has visto alguna vez fuego en La casa encendida? 

Desde el 6 de febrero hasta el 4 de mayo de 10 a 22h

 

Cine –  Sala de audiovisuales

 

Sesión  propuesta por Sofía Asencio (Societat Doctor Alonso)

El tiempo de una explosión

Signer’s Koffen (1996). Director: Peter Liechti en colaboración con Roman Signer

Martes 4, 18 de marzo y 1 de abril a las 20h (duración 85 min)

Una recopilación heterogénea propuesta por Paula Caspão

Intermitencia hacia la intermedialidad.  Entre efecto y afecto

Martes 11, 25 de marzo y 8 de abril a las 20h (duración 100 min)

 

Conferencias performativas – Sala de Audiovisuales

 

Fernando Quesada

Arabescos de lo cotidiano

Miércoles 5 de marzo a las 19:00h

Paula Caspão

Prácticas fantasmagóricas. La Fuller como espacio de especulación

Miércoles 12 de Marzo a las 19:00h

Jaime Conde-Salazar

Apariciones, revelaciones y epifanías

Miércoles 19 de marzo a las 19:00h

Entradas
Propuestas escénicas: 5 €.
Audiovisuales: 3 €.
Conferencias: Entrada libre.
Venta de entradas: Desde tres días antes de cada evento en 
ticketea.com/venue/lacasaencendida, en el teléfono 902044226 y en La Casa Encendida de 10.00 a 15.00 h y de 17.00 a 21.45 h.

La Casa Encendida · Ronda de Valencia 2 · 28012 Madrid · tel: 902430322
http://www.lacasaencendida.es

Anuncios

Última semana de intermitencia con Fieldworks/ Heine Avdal y Yukiko Shinozaki y más resonancias durante el mes de abril

Esta semana cerramos el ciclo Intermitencias del asombro con el colectivo Noruego-belga Fieldworks/ Heine Avdal &Yukiko Shinozaki

Con su obra Nothing’s for Something este colectivo nos coloca ante el asombro y la fascinación desde la activación del efecto mágico a través de elementos aparentemente sencillos y cuerpos cotidianos que desde el juego y el humor, abren cuestionamientos en relación a lo que se oculta tras lo visible. Se trata de una puesta en escena en la que los cuerpos y todos los elementos del teatro se ponen en movimiento, transitando de un estado a otro, de una materia a otra, rozando a veces lo hipnótico en esa insistencia por hacer visible lo invisible.

Un viaje en el que Fieldworks vuelve al espacio del teatro, tras haber trabajado en diversas localizaciones en sus últimas obras, y en el que se han acompañado con Paul Klee, quien bailaba mientras pintaba, Rainer Maria Rilke el perfeccionista de la forma y el método y Georges Perec el maestro de las historias cotidianas, como fuentes de inspiración.

 

Intermitencias del asombro sigue aún resonando a lo largo del mes de abril con:
Hasta el próximo 4 de mayo podéis pasar cualquier día por La Casa Encendida y adentraros en ¿Has visto alguna vez fuego en La Casa encendida? el espacio de documentación concebido por PLAYdramaturgia y Jaime Conde-Salazar que acompaña la exposición de Loïe Fuller.

El martes 1 de abril a las 20h podéis disfrutar aún de la primera sesión de cine en torno a Loïe Fuller, comisariada por Sofía Asencio y en la que se presenta la road-movie Signer’s Suitcase de Peter Liechti. Un gran retrato en el que las explosiones y la experimentación del artista suizo Roman Signer establece un dialogo con la naturaleza y la cámara cargado de humor. Os dejo el link que ha escrito Sofía sobre su búsqueda, hallazgos, y relaciones entre Loïe Fuller y Roman Signer, entre conmoción y transustanciación El tiempo de una explosión

El martes 8 de abril a las 20h podréis ver aún la magnífica sesión audiovisual que Paula Caspão ha compuesto espacialmente para este ciclo en diálogo con esas resonancias de la obra de Fuller Intermitencia hacia la intermedialidad. Entre efecto y afecto. Desde y a través de Loïe Fuller, una recopilación de vídeos heterogéneos, perspectivas cine-coreográficas y performativas que propone diversas relaciones con su práctica artística multifacética. Esperando que con suerte abran paso a un par de historias aún por imaginar a partir de su trabajo.

En esta sesión se verán obras de Pierre Alferi; Jean Painlevé solo y con con Geneviève Hamon; Maya Deren y Alexander Hammid; Gabriel Lester y de Laurent Goldring con Isabelle Schad).

3ª semana de Intermitencias con Jaime Conde-Salazar, Charlotte Vanden Eynde y Roman Signer

Este miércoles 19 de marzo a las 19h Jaime Conde-Salazar nos invita a su conferencia performance Apariciones, revelaciones y epifanías:

Quiero hablarte de Loïe Fuller y del teatro que ella inventó. Pero no estoy dispuesto a traicionarla: haré como ella, construiré mi propio teatro y en él te diré todas mis palabras al oído. Hablaré de arquitectura, de oscuridad, de aparición y desaparición, de presencia y ausencia, de perspectiva, de ver visiones, del brillo, de lo que somos capaces de decir y de lo que no alcanzamos a pronunciar, de las miradas y los deseos… Esta es mi promesa.

El sábado 22 y domingo 23 a las 22h la bailarina, coreógrafa, actriz y vídeo artista belga Charlotte Vanden Eynde presenta su trabajo por primera vez en Madrid.

En su obra Shapeless, desde un cuerpo desvelado y un movimiento expuesto en su accionar (opuesto a ese cuerpo velado e ilocalizable de La Fuller, pero que igualmente nos coloca ante una metamorfosis continua), Charlotte establece un dialogo con la forma a través de la búsqueda de la no-forma, de los espacios que escapan a la definición, para adentrarse en lo caótico e intangible dejando que el cuerpo sea el lugar del acontecimiento y el movimiento el despliegue del puro acto.

Una composición para cuerpo y movimiento que dialoga con una banda sonora ensamblada y grabada por la propia artista y una partitura para luz que establece un discurso en paralelo a lo largo de toda la pieza.

Aquí podéis ver unos fragmentos de la pieza Shapeless

El martes 18 de marzo y el 1 de abril a las 20h podéis ver aún la primera sesión de cine en torno a Loïe Fuller, comisariada por Sofía Asencio y en la que se presenta la road-movie Signer’s Suitcase de Peter Liechti.

Un gran retrato en el que las explosiones  y la experimentación del artista suizo Roman Signer establece un dialogo con la naturaleza y la cámara cargado de humor. Os dejo el link a la presentación que ha escrito Sofía sobre su búsqueda hayazgos y relaciónes entre Loïe fuller y Roman Signer, entre conmoción y transustanciación. El tiempo de una explosión

.

Signer's Suitcase

Roman Signer

Entradas: Propuestas escénicas: 5 €. / Audiovisuales: 3 €./ Conferencias: Entrada libre. 
Venta de entradas: Desde tres días antes de cada evento en lacasaencendida.ticketea.com, en el teléfono 902044226 y en La Casa Encendida de 10.00 a 15.00 h y de 17.00 a 21.45 h.  www.lacasaencendida.es  Ronda de Valencia 2· 28012 Madrid 

2º semana de intermitencias

Hoy jueves 13 y mañana viernes 14 a las 22h Patricia Caballero nos presentará en un programa conjunto dos propuestas que se acercan a lo escénico desde lugares muy diversos:

.

Chronoscopio abre el espacio a una danza de los objetos con una puesta en escena casi instalativa en la que las corrientes de aire y los aparatos son los actores que, a través del juego con la gravedad y la suspensión, animan y humanizan los objetos, creando paisajes en movimiento que nos adentran en un viaje poético de transferencias en el que la presencia del sujeto es casi una ausencia.

.

Aquí gloria y despues paz

.

La segunda propuesta, Aquí gloria y después paz -marzo 2014 es una danza regalo en la que el sujeto, su historia, su entrega a través del despliegue de acciones y relatos propios o prestados, son la base desde la que se trascienden los límites de la identidad. Se trata de una danza que convoca el misterio en un espacio compartido con el espectador, fluctuando entre una entrega al movimiento por momentos casi extática y el aquí más próximo.

.

El martes pasado Paula Caspão nos presenó la sesión de cine titulada Intermitencia hacia la intermedialidad. Entre efecto y afecto una recopilación de materiales audiovisuales de diversos creadores ensamblada especialmente para esta ocasión. su propuesta cinemática nos llevó por un viaje submarino  y de inmersión en diversos dispositivos de transformació y metamorfosis que hacian bailar nuestra percepción en extrañas danzas ondulantes a través de palabras, cuerpos, paisajes, personajes desdoblados y animales acuáticos, podeis volver a ver esta interesante sesión el martes 25 de marzo y el 8 de abril a las 20h.

.

También podéis pasar por La Casa Encendida cualquier día y adentraros en ¿Has visto alguna vez fuego en La Casa encendida? el espacio de documentación concebido por PLAYdramaturgia y Jaime Conde-Salazar que acompaña la exposición de Loïe Fuller, hasta el 4 de Mayo.

Entradas:Propuestas escénicas: 5 €.
/ Audiovisuales: 3 €./ Conferencias: Entrada libre. 
Venta de
entradas: Desde tres días antes de cada evento en
lacasaencendida.ticketea.com, en el teléfono 902044226 y en La Casa Encendida
de 10.00 a 15.00 h y de 17.00 a 21.45 h.  www.lacasaencendida.es  Ronda de Valencia 2· 28012 Madrid 


Laboratorio de movimiento con Patricia Caballero

Laboratorio de movimiento con Patricia Caballero

El estado de danza. Conversaciones con la luz y la gravedad

Lunes 17 a viernes 21 de Marzo de 17- 20h

El caso de las Medusas

Tomamos el cuerpo como mapa y vehículo para trazar y cruzar un puente entre la danza interna y la externa; entre lo que se ve y se dice y lo invisible, lo impensable.

La palabra clima significa en griego “la inclinación del sol”, de la luz; la cantidad de electricidad que se desploma en la tierra, que se pone al encuentro con el magnetismo de esta. En nuestro caso, es la inclinación de la mirada (la relación que tomamos con la gravedad) la que determina el clima y por tanto, el cromatismo de nuestro paisaje interno; y es este, el que cual fiel espejo, presentamos y se nos presenta. ¿Cuáles son entonces las herramientas para la creación? ¿Qué es lo mejor que podemos crear en cada momento?

 

INDAGACIONES

la fenomenología de lo vivo

la geometría del ser y del estar

la anatomía y la fisiología subjetivas

el sentido quinestésico

el viaje de la quietud

la contemplación dinámica

 el despertador de la voluntad

la inercia y la sinergia

la gravedad como ficción

el lenguaje de la luz

la unificación de las interacciones

el arte como comportamiento

la danza de la realidad, de la atención

la belleza como alimento

la destilación de la presencia

Si estáis interesados en participar en este laboratorio escribid a : anabuitragogarcia@gmail.com
Patricia presentará las piezas 
Chronoscopio y Aquí gloria y después paz- marzo 2014  
los días 13 y 14 de marzo en el Patio de La Casa Encendida

Patricia Caballero nace en Cádiz en 1987. Se interesa por los procesos perceptuales y relacionales y las prácticas y estudios sobre el cuerpo. Sus trabajos oscilan entre el documental escénico, el objeto danzante, la intervención urbana y el autorretrato fotográfico. Se entrega a la escena y el movimiento como contextos desde los que indagar, conocer y diseminar.

Comienza a formarse en danza y artes plásticas en 1992, pasa por varias escuelas de España y Portugal y se licencia en coreografía en Barcelona. Allí formó parte del proyecto “Ocupaciones” de la Porta, plataforma de la cual recibe apoyo durante varios años. Ha desarrollado su investigación coreográfica en diferentes países, apoyada por instituciones como Iberescena y REAL, Lisboa. En México colabora últimamente con varios proyectos y espacios donde sigue desarrollando su labor en torno al conocimiento, el arte y la salud. Algunos de sus trabajos escénicos son: Lo raro es que estemos vivos (2012), Aquí gloria y después paz (2011), Chronoscopio (2010), Simulacro de simulacros (2008), Cómo congelar fantasmas (2008), Hazañas e incidentes (2007), 50 Hz (2006).

Introducción

Intermitencias del asombro

Ana Buitrago

 

La obra de Loïe Fuller sucedió, ante todo, como una experiencia escénica compartida en vivo. Por esta razón resulta casi inevitable que la exposición dedicada a la artista norteamericana vaya acompañada de un programa escénico que proponga un acercamiento a su obra desde lo teatral. Evidentemente, no se trata de emprender un proceso arqueológico de restauración; asumimos que la experiencia de principios del siglo xx no se puede repetir a comienzos del xxi. Lo que sí podemos hacer es indagar en las resonancias, directas e indirectas, y de esta manera actualizar esa fisura, que abre el encuentro con lo escénico, desde la que movilizar nuestra percepción y pensamiento, nuestro sentir. Esta propuesta nos devuelve a un motor fundamental de la obra de La Fuller, quien, al igual que la mayoría de los movimientos de la modernidad, buscaba abrir nuevas maneras de ver el mundo que ayudaran a redefinir la responsabilidad del individuo en la sociedad.

 

A lo largo del ciclo Intermitencias del Asombro nos acercaremos a la obra de Loïe Fuller de un modo tangencial, desde prácticas y lenguajes presentes en la creación actual que abordan cuestiones latentes en su trabajo y que a veces las encarnan desde posicionamientos diferentes, desde una reflexión crítica enraizada en nuestro presente. Propuestas que nos permiten crear puentes con los trabajos de Fuller como pionera e investigadora de la electricidad, la luminiscencia y la puesta en escena desde la caja negra. Su relación con la danza como movimiento y la imagen en movimiento se convertía en un maravilloso caleidoscopio anamórfico en el que lo cinético y la transformación continua escribían una narración que ya no era lineal, que no respondía a un cuerpo y un orden definido y enmarcado dentro de las proporciones clásicas, sino que podía contar desde lo abstracto, desde la discontinuidad o la fragmentación.

 

De lo que se trata es de dialogar desde nuestro presente con esas puestas en escena que a principios del siglo pasado rompieron los parámetros de percepción de espacio y tiempo a los que estaba habituado el espectador y lo trasladaban a un lugar que escapaba de la gravedad para transcurrir en un “siempre” y un “ahora”. Un lugar donde lo visible y lo no visible, lo real y lo fantasmagórico, creaban un tejido escénico que se adentraba en lo intermedial, poniendo en diálogo al hombre y la máquina, y se arrojaba a la tecnologización y la instrumentalización de los cuerpos y la naturaleza, jugando con lo artificial y con el efecto, rompiendo los límites disciplinares para crear un espectáculo total que ponía al espectador en contacto con el emerger de las formas materiales e inmateriales.

 

El asombro

Al adentrarme en los trabajos y el contexto de Loïe Fuller lo primero que me golpeó fue la relación con el asombro, un asombro producido por ese surgir del movimiento y la forma desde las sombras hacia la luz, para volver a desaparecer en la oscuridad, que convertía sus puestas en escena en el lugar de la aparición; la aparición como algo fugaz, intermitente y en constante transformación que convocaba lo misterioso y lo primigenio del emerger de las formas, las luces y las sombras del ser y de la naturaleza. Desde el despliegue del potencial del “acto del movimiento”, Loïe Fuller convocaba en el espectador su capacidad de asombro, devolviéndole ese lugar en el que se hace partícipe de la maravilla.

 

Inmediatamente me cuestioné dónde reside hoy el asombro y cómo nos relacionamos con él desde las prácticas y lenguajes de la creación escénica actual. ¿Desde dónde nos relacionamos con esa boca abierta? O, más bien, ¿es lícito mirar al mundo hoy con la boca abierta si no es desde el espanto y el horror? ¿Es posible reivindicar esa mandíbula colgante como un espacio de resistencia y vida o tenemos que cerrarla?

 

¿Podemos reivindicar espacios de deslumbramiento, fascinación, encantamiento, efecto e ilusión como lugares de descubrimiento en los que habitar por la pura alegría y potencia del existir, y abrir, desde ahí, otros espacios de percepción y de relación con los afectos que no sólo habiten en la razón, en lo nítido de lo visible?

 

¿No tendremos también que exponer, desvelar y resistir los efectos del asombro cuando responde al uso de mecanismos que reproducen estos efectos desde el poder, al servicio del sometimiento a una visión y organización burguesa del mundo? Un mundo en el que la mecanización y reproducción de la imagen nos dejan más que deslumbrados, cegados, saturados, neutralizados, bajo una luz y un aleteo de imágenes totalizador que insiste siempre en decirnos que lo real es sólo lo visible, lo sólido, útil, y definido, un mundo que olvida la fragilidad, lo inútil, la pérdida, negando el misterio y la capacidad de revelación de lo invisible.

 

Durante la construcción de este ciclo estas preguntas han permitido que la figura de Loïe Fuller se haya convertido no sólo en ese cuerpo-pantalla/caleidoscopio de formas y colores en movimiento, sino también en pantalla sobre la que cuestionar activamente nuestro acercamiento al asombro, al no-saber, al cuerpo como lugar y potencia, a la forma y los conceptos de lo puro. Nos han permitido preguntarnos sobre el movimiento como acto y acción, sobre lo cinético entendido como progreso, sobre la relación con la ficción y el “efecto” del efecto; interrogarnos sobre cómo queremos habitar, desde lo íntimo y lo político, los espacios de luz y de sombras, dejando existir lo borroso, lo que no sabemos nombrar, adentrándonos en esa intermitencia entre aparición y desaparición como pasaje “entre” que nos permite asombrarnos y vislumbrar otros posibles.

 

 

Intermitencias en movimiento

Las propuestas que podremos ver en el ciclo activan lenguajes y prácticas escénicas muy diferentes, pero todas comparten ese trabajo sobre la aparición, la imagen y la forma como algo procesual, fugaz y cambiante que es más una criatura de paso que un lugar fijo.

 

Carlos Marqueríe, a través de su poética de la imagen y la palabra, se adentra en una dramaturgia de la luz y la sombra como algo político, comprometido e implicado que señala la ocupación de la luz por el poder y permite que desde la oscuridad resuenen las pequeñas luces que son espacios y voces de resistencia, creando maravillosas constelaciones de destellos y reflejos en movimiento que recuerdan las de Fuller pero que no buscan la evasión en las formas puras, sino que señalan la necesidad de un acercamiento a lo humano, a lo próximo, a la intermitencia entre la aparición y la desaparición.

 

Patricia Caballero presenta dos propuestas que se acercan a lo escénico desde lugares muy diversos. “Chronoscopio” abre el espacio a una danza de los objetos con una puesta en escena casi instalativa en la que las corrientes de aire y los aparatos son los actores que, a través del juego con la gravedad y la suspensión, animan y humanizan los objetos, creando paisajes en movimiento que nos adentran en un viaje poético de transferencias en el que la presencia del sujeto es casi una ausencia. Por otra parte, “Aquí gloria y después paz -marzo 2014” es una danza regalo en la que el sujeto, su historia, su entrega a través del despliegue de acciones y relatos propios o prestados, que dejan ver la imperfección humana, son la base desde la que se trascienden los límites de la identidad. Se trata de una danza que convoca el misterio en un espacio compartido con el espectador, fluctuando entre una entrega al movimiento por momentos casi extática y el aquí más próximo.

 

En su obra “Shapeless”, desde un cuerpo desvelado y un movimiento expuesto en su accionar (opuesto a ese cuerpo velado e ilocalizable de La Fuller, pero que igualmente nos coloca ante una metamorfosis continua), Charlotte Vanden Eynde establece un dialogo con la forma a través de la búsqueda de la no-forma, de los espacios que escapan a la definición, para adentrarse en lo caótico e intangible dejando que el cuerpo sea el lugar del acontecimiento y el movimiento el despliegue del puro acto.

 

Con su obra “Nothing’s for Something”, el colectivo Fieldworks/Heine Avdal  & Yukiko Shinozaki, nos coloca ante el asombro y la fascinación desde la activación del efecto mágico a través de elementos aparentemente sencillos y cuerpos cotidianos que convocan un descubrir casi infantil que, desde el juego y el humor, abre cuestionamientos en relación a lo que se oculta tras lo visible. Se trata de una puesta en escena en la que los cuerpos y todos los elementos del teatro se ponen en movimiento, transitando de un estado a otro, de una materia a otra, rozando a veces lo hipnótico en esa insistencia por hacer visible lo invisible.

 

Sofía Asencio (Societat Doctor Alonso), comisaria de una de las sesiones de proyecciones de trabajos audiovisuales “Revolt of the body”. Su propuesta parte de conceptos que para ella resuenan en la obra de Fuller, centrándose sobre todo en dos estados: la conmoción y la transustanciación.

 

Paula Caspãoha trazado el otro programa audiovisual “intermitencias hacia la intermedialidad” dejando que su mirada sobre Fuller se vea guiada por sus propias investigaciones y prácticas relacionadas con las teorías de los afectos y lo intermedial. Al día siguiente nos ofrecerá la conferencia “Practicas fantasmagóricas. La Fuller como un espacio de especulación”.

 

Jaime Conde-Salazar nos hablará de “Apariciones, revelaciones y epifanías” en una propuesta que juega con el propio formato de la conferencia para poner en movimiento nuestros preconceptos en relación a ésta, tratándola como un espacio escénico para reflexionar sobre el teatro y sobre la caja negra como tecnología para producir apariciones; sobre lo que traspasa el límite y se hace visible; sobre la música como visión reveladora y los juegos sinestésicos.

 

Fernando Quesada, en su conferencia “Arabescos de lo cotidiano”, juega con estos dos términos a través del trazado de un dispositivo discursivo en forma de arabesco, entendido como adorno, como algo realizado con esfuerzo y esmero en un serpenteo y repetición que intentan capturar la forma y que no tienen más utilidad aparente que el placer, desencadenando una reflexión sobre la utilidad de lo inútil o la productividad de lo superfluo.

 

En “¿Has visto alguna vez fuego en La Casa Encendida?”, Playdramaturgia y Jaime Conde-Salazar nos invitan a otro acercamiento a la documentación sobre Loïe Fuller: tres itinerarios construidos a partir de un cuestionario sobre elementos presentes en los trabajos de la artista y trazados desde la memoria de personas que habitan La Casa Encendida a diario como lugar de trabajo. Itinerarios compuestos únicamente por materiales del archivo de la propia Casa.

 

Patricia Caballero compartirá sus prácticas de movimiento en el laboratorio titulado “El estado de danza: conversaciones con la luz y la gravedad”, en el que propondrá a los participantes tomar el cuerpo como mapa y vehículo para trazar y cruzar un puente entre la danza interna y la externa, entre lo que se ve y se dice y lo invisible, lo impensable.

 

En definitiva, se trata de una serie de encuentros concebidos desde lo escénico como medio o temática en los que dialogar con el fantasma y el legado de Loïe Fuller y convocar el asombro como un otear, como un cuestionar y relacionar continuo entre la oscuridad y la luz que intenta vislumbrar otras formas en la experiencia que se reubiquen en el presente.